Redskins News | Washington Redskins - Redskins.com

Josh Norman: 'El Bandido'

En la cancha es uno de los defensas que más temor impone a la hora de enfrentarlo. Su nombre es conocido en toda NFL y usualmente aparece cada fin de semana como protagonista de una súper jugada defensiva. Hablo de Josh Norman, el esquinero que le ha cambiado la cara a la defensa de los Redskins de Washington.

Un año después de arribar a la capital del país, se me presentó la oportunidad de sentarme con él por primera vez. Casual y con ropa de entrenamiento, entró al cuarto donde ya lo esperaba con dos cámaras antes de la práctica del día. Un poco serio al inicio, eso tal vez porque jamás me había visto antes, a pesar que soy un regular semana a semana en la cancha del Fedex Field.

Después de entrar en el lugar de encuentro, me paré para darle la mano y saludarlo, se me quedó mirando uno o dos segundo y dijo ¿"hola, qué tal'? Tomó asiento y empezamos hablar por algunos segundos antes de la entrevista oficial en cámara. Un poco en broma, le insinué que la entrevista sería toda en español. Sonrió… pero me dijo "No" de forma rotunda. Luego, procedió a contarme que durante su tiempo con los Panthers de Carolina su sobrenombre era "El Bandido". No me dijo por qué, me imagino que su estilo de juego en la cancha explicaría la razón. Un jugador sin temor a robar el ovoide, interceptar a los mariscales contrarios y hablar sin pelos en la lengua.

Sin embargo en esta ocasión el Norman frente a mí, era todo lo contrario a un bandido. Este Norman era una persona más tranquila. La primera pregunta que le hice fue sobre su llegada a los Redskins, "fue muy difícil, fue como estar en tu casa mucho tiempo y después alguien te hubiera corrido", manifestó el jugador. Se refería a los Panthers de Carolina donde su salida no fue la más óptima. Allí, todavía los aficionados del equipo lo siguen extrañando. No obstante después de hablar de ese momento, el número 24 dijo que vio su salida como una bendición. "Para mí fue como salir a encontrar mi propio camino" aseguró Josh Norman.

Mientras la conversación continuaba, Norman empezó a soltarse más, mostrando su lado agradable lleno de sonrisas. Durante un momento en la entrevista le mencioné las críticas, y la petición de los analistas de que sea Norman el hombre que marque a los mejores receptores de la escuadra contraria. Fui más allá y le pregunte si se sentía presionado o si era un reto. "Ninguno de los dos, y digo ninguno de los dos porque los Redskins de Washington me pagan para hacer un trabajo y ¿qué quieren que haga? no me puedo preocupar de lo que quieran otras personas". Su rostro en esos instantes era el de un hombre al que no le importa lo que la gente diga de él. Segundos más tarde cambió su discurso y añadió, "Pero si esos receptores me quieren ver, siempre pueden venir donde estoy yo. Si en realidad quieren un reto, siempre pueden venir al lado de mi cobertura".

Sus palabras no tenían un blanco, este era un mensaje para todos los receptores abiertos de la NFL. Incluyendo a Odell Beckham Jr. jugador con el cual ya tiene historia. El tema de Beckham Jr. no surgió en esta ocasión. Me interesaba saber más sobre su amor por el fútbol. Norman es de los jugadores que siempre tiene un balón de fútbol cerca. Cada pretemporada sale con una pelota antes de los entrenamientos. Incluso al hablar del deporte más popular del mundo, Josh se expresa como una novia enamorada. "Es enorme para mí, porque pienso que el movimiento de pies, es ahí donde comienza todo. Y para mí siempre es encontrar esa ventaja sobre los receptores abiertos".

Hablar con Josh Norman de fútbol es como platicar con tu amigo de lo que sucedió en los partidos del fin de semana. De acuerdo a este jugador de la NFL, su pasión por el balonpié inició después de visitar al Paris Saint Germain de Francia. Sí, ese mismo equipo donde hoy milita el brasileño Neymar Jr, aunque en aquel entonces era Zlatan Ibrahimovic la figura del club parisino. Norman asegura contar con más de 30 camisetas en su colección personal. Lo que me llevó a preguntarle acerca de su equipo o jugador favorito. "El 10 que juega en Madrid", dijo Norman, No sabía si se refería a Lucas Modric o al exnúmero 10 de los Merengues. Le dije ¿James? "Si, James, ese es el que me gusta" respondió. Le terminé de explicar que el colombiano ya no se encuentra en España porque el Real Madrid no lo supo valorar pero esa es conversación para otro día.

Le conté que ahora Rodríguez militaba en el Bayern Munich y rápido me respondió que ya lo sabía. Josh Norman sin duda un apasionado por el fútbol que ama el deporte y la disciplina de los futbolistas. Señalando que siempre busca cómo mejorar aprendiendo de otros atletas. Curiosidad que lo ha llevado a construir amistades con varios jugadores en el planeta incluyendo Paul Pogba del Manchester United. Por si fuera poco, el defensa prometió ponerse camisetas de diferentes equipos de fútbol durante el mes de la herencia hispana.

No me podía despedir de la estrella de Washington sin preguntarle acerca de sus metas con los Redskins. "Ganar el Súper Bowl o fracasar": así de simple es el plan de Josh Norman que sigue mostrando que ha sido una de las mejores adiciones de Washington en los últimos años.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Related Content

Advertising